Conozca más acerca de FPCE

El nacimiento de la Fraternidad Pentecostal y Carismática de España (FPCE) se constituyó el 2 de diciembre del año 2006. 18 líderes nacionales, representando a centenares de iglesias y procedentes de distintos movimientos de toda la geografía española, consensuaron la aprobación de un ideario que serviría como fundamento de identidad y propósito de la FPCE.

Nuestros Origenes

El 21 Abril 2005 se celebra la 1ª Reunión de Plataforma, posterior actividad con David Wilkerson.

Se acuerda iniciar el proyecto de la creación de la FPCE Se realizaron cinco reuniones más, trabajando y puliendo el proyecto para poner las bases mínimas de futuro, así comienza a tomar forma y dar sus primeros pasos.

El 2 de Diciembre de 2006, se constituye la FPCE con la presencia de 18 líderes nacionales representantes de distintos movimientos y denominaciones pentecostales y carismáticas.

Declaración de Fe

Esta Entidad Religiosa, asume como suya la declaración de fe de la Fraternidad Pentecostal Europea que es como a continuación se expresa:
1. Creemos que la Biblia es inspirada, la única infalible y autorizada Palabra de Dios. 2. Creemos que solo hay un Dios, eternamente existente en tres personas; Padre, Hijo y Espíritu Santo. 3. Creemos en la deidad de nuestro Señor Jesucristo, en Su nacimiento virginal, en Su vida perfecta, en Sus milagros, en Su muerte vicaria y expiatoria, a través de su sangre derramada, en su resurrección corporal, en su ascensión a la mano derecha del Padre y en su vuelta personal en poder y gloria. 4. Creemos que para la salvación del hombre perdido y pecador es absolutamente esencial la regeneración por el Espíritu Santo a través de la fe en Jesucristo. 5. Creemos en el bautismo de los creyentes por la inmersión en agua de acuerdo a las Escrituras.
6. Creemos en el bautismo en el Espíritu Santo con la evidencia de hablar en otras lenguas como el Espíritu da la expresión y en la operación de los dones espirituales y ministerios. 7. Creemos en el ministerio del Espíritu Santo, por cuya presencia el cristiano puede vivir una vida santa. 8. Creemos en la resurrección tanto de los salvos como de los perdidos; los salvos para vida eterna, y los perdidos la resurrección de condenación. 9. Creemos en la iglesia de Jesucristo y en la unidad de los creyentes. 10. Creemos en el uso práctico de la fe cristiana en la experiencia diaria y de la necesidad de ministrar a las personas en cada área de la vida.